En México, la mayoría de la población, aunque sabe leer, no tiene el hábito de la lectura. No ha tenido un hogar donde se inculcara el amor por los libros. La escuela genera la lectura por obligación y crea una vacuna contra el placer por la misma. Por otra parte, muchas personas (por prejuicios culturales) no se acercan a una biblioteca o a una librería; si a esto agregamos que la mayor parte de la población tiene escaso poder adquisitivo, tenemos como resultado un país con un bajo nivel de lectura. En Para Leer en Libertad consideramos indispensable incorporar a una gran cantidad de ciudadanos a un programa revolucionario de fomento a la lectura.

Por ello que en Enero del 2010 nos constituimos como AC, en un proyecto de Fomento a la Lectura, compuesto por los siguientes programas:

Tianguis de Libros.
Bibliotecas Comunitarias.
Proyecto Editorial.
Remate de Libros.
Conferencias y actividades artísticas.
Ferias de Libros.
Feria del libro alternativa.
Lecturas en comedores comunitarios y públicos.
Abuelas lectoras.
Lee mientras viajas.
Para Leer en el Parque.
Leer de boleto en el metro
Al servicio de la palabra.
Fundación Rosa Luxemburgo.

COMPARTE EN TUS REDESPin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Tumblr